A D XENTE CORRENDERA

Formado por un grupo de corredores veteranos principalmente, algunos de nosotros llevamos mas de una quincena de años compartiendo carreras y entrenamientos,participando tanto en pruebas de atletismo oficiales como en carreras populares y carreras por montaña,sin dejar de lado las actividades de Montaña y Senderismo.
Casi todos tenemos en común, que entrenamos y es nuestro lugar de encuentro las instalaciones del Palacio Deportes de Oviedo.
En estos últimos años llegaron al club socios mas jóvenes de los que esperamos sigan manteniendo la pasión por el atletismo ya sea en las disciplinas de Maratón y Media Maratón y en las cada vez mas crecientes carreras por montaña con la misma ilusión que cuando comenzamos.


24 HORAS RUNNING RACE LA FRESNEDA. y CARRERA DE MONTAÑA LA MUDRERA.

Sabado 13  y Domingo 14 julio de 2013.
Si en Vitoria, Juanjo participaba en pruebas de velocidad al mismo tiempo Adrian y Kiko por lo que sabemos corrían en la carrera solidaria de la Fresneda.
Ya tenemos  las dos crónicas que nos regala Adrian de su experiencia en los dos eventos deportivos.
-------------------------------------------------------
24 horas Running Race La Fresneda y I Carrera de Montaña La Mudrera:
El sábado día 13 me acercaba hasta La Fresneda (24h Running Race) para
correr unas millas en esta popular prueba de carácter solidario, nunca había ido así que
ya iba siendo hora...
A eso de las 9:30 recojo dorsal y unos minutos más tarde ya estoy corriendo,
en un par de vueltas veo a lo lejos una camiseta del club, es Kiko, aprieto un poquitín para
alcanzarle y así hacemos unas cuantas millas juntos entre saludos y charlas con otros
corredores y conocidos, al final completamos juntos sus 15 millas previstas y termino las
propias un poco después ya en solitario, 15 millas también.
La verdad que poco más que decir de un magnífico evento que es toda una
fiesta del atletismo popular asturiano. No me quiero olvidar eso sí, de la impagable labor
de Jose Millariega y su equipo, primero como organizador y segundo, animando y
asistiendo sin parar a los corredores, sé de buena tinta que es así durante las 24 horas.

Al día siguiente, el domingo 14, en La Mudrera, una pequeña localidad de
Langreo y con motivos de sus fiestas patronales se celebraba la I carrera de montaña La
Mudrera de carácter no competitivo y 12 km de distancia.
Asistencia escasa, unos 40 corredores, supongo que normal al tratarse de la 1ª
edición y la época del año... Poco antes de la salida charla técnica o briefing que suena
mas guay, nos dan mil indicaciones, “cuidado en tal bajada que pasan tractores y está
muy mal”, “en el cruce a la derecha, luego a la izquierda”, “en la portilla a la derecha” y yo
pensando “como no esté bien balizado en cuanto salga del pueblo me pierdo”.
Total, que
dan la salida a golpe de volador y sin tregua nos ponemos a subir por la carretera unos
metros y enseguida por un camino bien estrecho a la par que pindio, los 2 primeros
kilómetros son todo para arriba hasta alcanzar el Alto de El Ciacal, cresteo super rápido
entre un mar de helechos que casi no dejaban ver el suelo para alcanzar el Mirador del
Peruano, a partir de aquí una zona rápida pero rompepiernas de las que me gusta correr y
en la que logro adelantar a dos corredores, creo que voy tercero y no me lo creo...;
llegando al avituallamiento en la zona de los lagos artificiales de una antigua explotación
minera me lo confirman, “¡ánimo chaval que tienes al segundo ahí”, qué tonteria pero
como si me soltaran a un perro rabioso detrás, echo un traguito de agua, el resto por
encima que hace calor y a correr, otra dura subida de las que hay que andar. A toda
velocidad por una zona que llaman Mayáu Solís alcanzo al 2º, ¡madre mía!. Juntos
comenzamos el descenso hacia la Braña por un bonito bosque pero con zonas algo
resbaladizas y en la que me llevo un par de sustos, el otro chico baja muy rápido y se me
escapa unos metros, cuando me doy cuenta lo he perdido de vista y pienso que no he
venido a jugarme el tipo, así que a bajar sin prisa pero sin pausa...; llego a la Braña,
todavía queda 1 kilómetro duro hasta meta, un par de niños animan y me preguntan si
estoy cansado, les digo que un poco, pero es mentira. Más ánimos de la gente que va
hacia la carpa de la fiesta y la meta, el corazón se me sale por la boca, ¡menuda subida!
Pero ya estoy arriba y he llegado 2º, sí sí, 2º porque el otro chico se ha perdido en la
bajada, ahora ya si que no me lo creo ni me van a creer cuando lo cuente... ¡qué contento!

En resumen, carrerina muy guapa que espero se consolide para próximas
ediciones, recorrido algo rompepiernas con unos 1200 m de desnivel acumulado pero
muy rápido y escasa dificultad técnica.

1 comentario: