A D XENTE CORRENDERA

Formado por un grupo de corredores veteranos principalmente, algunos de nosotros llevamos mas de una quincena de años compartiendo carreras y entrenamientos,participando tanto en pruebas de atletismo oficiales como en carreras populares y carreras por montaña,sin dejar de lado las actividades de Montaña y Senderismo.
Casi todos tenemos en común, que entrenamos y es nuestro lugar de encuentro las instalaciones del Palacio Deportes de Oviedo.
En estos últimos años llegaron al club socios mas jóvenes de los que esperamos sigan manteniendo la pasión por el atletismo ya sea en las disciplinas de Maratón y Media Maratón y en las cada vez mas crecientes carreras por montaña con la misma ilusión que cuando comenzamos.


Así nos lo cuenta................ADRIAN

CRÓNICA DE ADRIAN
VII Media Maratón Corazón de Asturias (Posada de Llanera):
Domingo, 16 de Febrero de 2014.

Bonita mañana la que nos esperaba para correr después de tanto vendaval y lluvia...; una vez más, la Media Maratón Corazón de Asturias da el pistoletazo de salida a la temporada de medias donde unos 500 atletas se enfrentaban a los 21,097metros de la prueba.
En lo personal, carrera que enfoco como entrenamiento de cara al cada vez más cercano maratón de A Coruña. Las sensaciones a priori, no son muy buenas, llevo una temporada con un catarro que no hay manera de curar y en los últimos días se ha unido a la fiesta una sobrecarga en el gemelo que me tiene a medio gas. Así que a correr y que sea lo que dios quiera o lo que el cuerpo aguante.
Antes de la carrera, tiradina con el compañero Ramón de unos 5 kilómetros para calentar, enganchar el dorsal y a poner el piloto automático en el ritmo que tenemos previsto para el maratón. Pero como decía, la sensaciones no eran las mejores y a los pocos kilómetros lo confirmaba el pulsómetro con una frecuencia cardiaca bastante elevada para lo que debería ser, cortesía de una congestión nasal y una faringitis que ya son como de la familia...; decido no hacer mucho caso al pulsometro y mientras vayan cayendo los kilómetros al ritmo propuesto pues “pa´lante”, más o menos voy salvando los muebles, pero los últimos 3-4 kilómetros se convierten en un suplicio, el pulso se dispara y me cuesta mantener una respiración fluida, ¡la cosa se pone fea!, y por si a alguien se le olvidaba el gemelo tampoco es que esté para mucha guerra. Lógicamente Ramón se empieza a escapar mientras yo, poquito a poco me voy quedando atrás.
-        Ramón, tira que no voy...- le digo.
-        ¡Venga, hemos hecho toda la carrera juntos y entramos juntos, no queda nada!- me contesta.
-        Que no que no, tira que vas muy bien y yo voy jod... (fastidiado)- consigo decirle a duras penas...

Hasta meta toca sufrir para poder cumplir con lo programado, los últimos metros han sido para olvidar pero al menos el objetivo se ha logrado. Ahora toca descansar y recuperarse que lo necesito... 


No hay comentarios:

Publicar un comentario