A D XENTE CORRENDERA

Formado por un grupo de corredores veteranos principalmente, algunos de nosotros llevamos mas de una quincena de años compartiendo carreras y entrenamientos,participando tanto en pruebas de atletismo oficiales como en carreras populares y carreras por montaña,sin dejar de lado las actividades de Montaña y Senderismo.
Casi todos tenemos en común, que entrenamos y es nuestro lugar de encuentro las instalaciones del Palacio Deportes de Oviedo.
En estos últimos años llegaron al club socios mas jóvenes de los que esperamos sigan manteniendo la pasión por el atletismo ya sea en las disciplinas de Maratón y Media Maratón y en las cada vez mas crecientes carreras por montaña con la misma ilusión que cuando comenzamos.


VI TRAIL ALTO ALLER K15Speed Trail (crónica por Luis Miguel)

VIº Trail Alto Allery: K15 Speed Trail

Un año más me aventuraba a participar en el Trail Alto Aller. En esta ocasión lo haría en la K15; 15 km y +- 1900m. (A mí  me salen 2200m+-)
Con ello el 14 mayo madrugo para poder ver la salida de la K33 (2ª prueba Copa Asturias), nos representaría Miguel Ángel, donde volvería a batirse el cobre con los gallos del pelotón (11º general y 2º en su categoría). Carrera dura por el recorrido, pero en esta edición la velocidad que se impuso destrozó a gran parte de los favoritos. El que ganó lo hizo en 4h y 1 minuto, casi nada.

Nosotros, los de la K15, tomaríamos la salida a las 11:30 h, también del parque de Felechosa. Unos 200 participantes seríamos los encargados de poner color a las faldas de Peña Reonda.
Control de firmas, foto de rigor con Mon, Alejandro Soto, Miguel (el mió), que participaría en el minitrail 8-12 años (6º), y el que subscribe la crónica.
Como ya soy un poco conocedor del recorrido, me sitúo en la parte delantera del pelotón para poder salir un poco rápido, y así evitar el tapón que se forma en el inicio de la senda de Foyoso, la cual nos conducirá a coger el PR que sube hasta las Foces del Pino. Lo dicho salgo alegre hasta llegar a Molín Peón, donde cogemos la pista que sube a las Foces, voy muy alto pulsaciones, lo que me obligará a bajar el ritmo. Hasta llegar a las Foces la pista es bastante corrible, salvo algunos repechos.
Una vez atravesado el monumento natural, en “el puente el posaeiro”, giramos a la derecha, para seguir subiendo en dirección a Peña Reonda. A partir de aquí la senda se pone dura, no hay descanso, así que piano piano, hasta llegar al Mayau El Fundil”, para continuar de frente y campera arriba, para coger la canal que sube a pena Reonda por su parte izquierda, más bien por detrás, es decir por la vertiente Rioaller, hasta alcanzar el collado Peña Reonda (1700m).
En ediciones anteriores se cogía esta canal y tras subir sus primeros 50 metros, se giraba a la izquierda para tomar el sendero que en suave descenso(casi llano), te llevaba hasta el collado Palmian, Sin embargo este año te subían a plomo por toda la canal pegados a la parez de Pena reonda (unos 200m desnivel positivos pal llombu). “A mi cayeronme le pistoles al suelu”, “no contaba con ello”. Pero no hubo más remedio que recomponese y tirar p’arriba. (Sabi y David saben de qué hablo, pues en la primera edición se hizo esta subida, y nevando).
Este cambio fue debido a que suprimieron en el recorrido del K33 la subida desde el Mayau Fuentes, o Alba (después de bajar del picu el Oso), a la collada Vildoso, para así evitar bajar por el bosque el Tozu y no dañarlo. Con este cambio protegerían el bosque y seguirían manteniendo el desnivel acumulado de la carrera. (No sé si me explico o se me entiende).
Una vez en el collado pena Reonda cogemos un cresteo a la izquierda, seguimos subiendo, que tras superarlo bajamos a plomo hasta la majada Palmian (a partir de aquí como dice Mon, empezaría a recoger cadáveres).
En Palmian se encontraba el avituallamiento solido-liquido, Km 7. Reponemos fuerzas, y sin mucha demora, cogemos la crestería de Palmian, que desciende paralela al PR que viene de Caniecha-Vegará. Cresterío muy técnico, y en ciertos pasos peligroso. Terreno más propicio para los montañeros que para los corredores. Disfruto un montón, donde puedo seguir adelantando a corredores, que se muestran más inseguros en este tramo. Al final de la crestería y pequeño trepeo, para descender por una canaliza que está equipada con cuerda para la seguridad de los corredores. Tras ella descendemos de forma vertiginosa por un hayedo, más de 300m, donde también está equipado con cuerdas por seguridad. Yo como estaba sobre aviso, llevaba unos guantes de montaña bien gruesos para sujetarme y poder tirarme a tumba abierta.” Menudo silbar de cuerda”. No fui el único, pues Alejandro también llevaba su guante (1) de obra para “tirar de roldana”.
Una vez salimos del bosque nos incorporamos al camino que desciende del valle Caniecha. Ahora es todo para abajo en zigzagueo hasta “el Pedroso”, zona por la que desciende la K33, después de bajar la “canal la verde, la podre o la maea”, (zona donde suele despeñarse el ganado que pasta en la zona alta del pico Pandos).
Continuamos en descenso hasta las Foces del Pino, y ya solo quedan 4km a meta, regresando por la pista que baja a Molín Peón, para así coger la senda Foyoso que nos conducirá a Felechosa.
Esos 4 km se hacen durísimos, pues a pesar que son en descenso en gran parte, las piernas ya no van. Rematándolo el ultimo km de senda Foyoso que es un tobogán, que se torna endiablado.
Entrada triunfal en Felechosa donde me siento arropado por familia, amigos, vecinos y público. "Iba roto pero tuve que nuevamente posar”.

Ya solo quedaba disfrutar del tercer tiempo, con Miguel Ángel, Mon, amigos y compañeros de batallas. Ambiente muy prestoso y muy buena organización. “Así da gusto”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario