A D XENTE CORRENDERA

Formado por un grupo de corredores veteranos principalmente, algunos de nosotros llevamos mas de una quincena de años compartiendo carreras y entrenamientos,participando tanto en pruebas de atletismo oficiales como en carreras populares y carreras por montaña,sin dejar de lado las actividades de Montaña y Senderismo.
Casi todos tenemos en común, que entrenamos y es nuestro lugar de encuentro las instalaciones del Palacio Deportes de Oviedo.
En estos últimos años llegaron al club socios mas jóvenes de los que esperamos sigan manteniendo la pasión por el atletismo ya sea en las disciplinas de Maratón y Media Maratón y en las cada vez mas crecientes carreras por montaña con la misma ilusión que cuando comenzamos.


CARRERA MONTAÑA TIELVERTICAL (Crónica por Félix)

29 de Julio de 2017.
 Tielvertical  y Desafiosomiedo son las grandes pruebas de este fin de semana de Julio en el calendario asturiano.
en Somiedo participaba Món  mientras esperamos su crónica ya tenemos la de Félix que  participaba en Cabrales  donde también lo hacía  David.
Aquí os la dejo junto con algunas fotos que agradecemos a los autores

 Cabezas bajas y semblantes serios muestran respeto por Eduardo Díaz, miembro de la organización recientemente fallecido en un accidente en las mismas montañas por donde vamos a correr hoy. Estamos en Poncebos, lugar de salida del Tielvertical. Una explosiva carrera de 11,5km con 1120m de desnivel+ y 640 m. desnivel-.
 Hace más de dos horas que he dejado el coche cerca de la salida. Un milagro, dado el inexistente aparcamiento. Quedo con Isaac, un viejo amigo, gran corredor, para disputar esta prueba. Bajamos en su coche hasta Poncebos, lugar de salida, donde nos encontramos con David López, compañero de equipo.

 David ha bajado en la furgoneta de la organización que muy eficazmente ha trasladado a los corredores a Poncebos desde horas tempranas.
 Ha habido una confusión con la hora de salida en algunos carteles informativos, así que esperamos por algún rezagado hasta las 18h. 1h mas tarde del horario previsto.
 Ya habíamos calentado hace rato. No volvemos a salir. Un error.
 El calor es abrasador. El termometro marca 33ºC. Bebo un botellín de agua mientras esperamos, pero no paramos de sudar, incluso parados, esperando el volador de inicio de carrera. Por fin llega el momento.
 Salida en tromba a la carretera. 200 metros y giro a la izquierda para subir una fuerte pendiente. La gente se apelotona en este pequeño paso. ¡Es una auténtica jungla!
Me sitúo mal, muy mal. Estoy poco listo, lo que me hace empezar a subir muy rezagado, intentando pasar a gente más lenta por donde puedo. Voy a tirones. No tengo ritmo. Adelantar es muy difícil hasta pasados 2km. Para entonces voy mal. El calor me afecta mucho. Cosa ya conocida, pero ademas voy a trompicones.



 Ando detrás de David. Él parece que va fuerte y trota con alegría por esta zona corredera. Se podría ir muy rápido, a no ser por este maldito calor.
 Tengo la boca seca, la garganta, la traquea… el cerebro se nubla, la sinapsis neuronal cortocircuitada. Trago saliva y es como si me cortaran con cuchillas el esófago.
 Paso a algún corredor más pero muy forzado. ¡Y sólo vamos 4 km! ¡Y es la parte fácil de la carrera!
 Por fin llegamos a Tielve. Primer paso para avituallarnos. Todo el pueblo nos recibe y nos ofrece la bendita agua. Bebemos y a la vez nos riegan para refrescarnos. Nos aplauden entusiasmados. ¡Una pasada!. David y yo estamos juntos.
 Tras la bebida y los breves segundos de descanso, me siento como nuevo. Es increíble. El cuerpo se ha reseteado y afronto “la cuesta” de Tielve muy fresco. Tengo ganas de bromear. El ánimo tan alto como este muro que se nos viene encima. Escalaremos casi 500m + en un km.
 Lo hacemos por praderío, salpicado por cotollas, espinos y alguna roca. En general terreno asequible, pero desnivel muy duro.
 Voy usando todo el cuerpo. No paro. Ritmo, ritmo. Estoy muy bien. Los voluntarios nos esperan en 2 partes de este tramo para darnos más agua e isotónico. ¡Geniales!
 El calor parece que va bajando y a la vez yo voy subiendo enteros. Corono en el Sedu la Cruz, bebo y me sitúo detrás de Isaac. Va con Gabi, otro corredor habitual en los tiempos donde me muevo.
  Falso llano que trotamos como podemos, serán 2kms. Fuentes de Viña. Otro “avituallamiento”: un abrevadero. Me quito la camarina y sumerjo mi cabeza.
 Bufff. Esto es otra cosa. La temperatura ha bajado 4 o 5 grados. Y sólo con eso, las sensaciones son muy diferentes. Así llegamos al Collao Posadoiro para empezar a bajar.
 Empieza el descenso vertical por prado, atravesando de surcos y estrechos caminos. Bajamos rectos, pocas “eses” trazamos. No voy demasiado rápido. Ojo con los calambres si fuerzo los cuádriceps en condiciones musculares precarias debido a la deshidratación.
Sin prisa pero sin pausa descendemos. Isaac me sigue de cerca. Va justito, pero aguanta. Nos adelantan 3 corredores bajando asumiendo mucho riesgo. Poco después cogemos a uno de ellos casi andando acalambrado a 200 metros de meta.
 Más aplausos a nuestra llegada. Isaac y yo nos abrazamos mientras cruzamos la linea que marca el fin de esta preciosa carrera. Pocas pruebas tan cortas y con tanta dureza.
 Tiempo: 1h 52’ 50”. Puesto 31º
 Voy a por la mochila y me quito el sudor en unas duchas muy apañadas a 5 metros de la meta.
En 1 hora ya están entregando los premios mientras nos zampamos cantidades industriales de cabrales, empanada, sidra etc..
 Bravo por la organización y por este pequeño pueblo Tielve.
 Un abrazo y hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario