A D XENTE CORRENDERA

Formado por un grupo de corredores veteranos principalmente, algunos de nosotros llevamos mas de una quincena de años compartiendo carreras y entrenamientos,participando tanto en pruebas de atletismo oficiales como en carreras populares y carreras por montaña,sin dejar de lado las actividades de Montaña y Senderismo.
Casi todos tenemos en común, que entrenamos y es nuestro lugar de encuentro las instalaciones del Palacio Deportes de Oviedo.
En estos últimos años llegaron al club socios mas jóvenes de los que esperamos sigan manteniendo la pasión por el atletismo ya sea en las disciplinas de Maratón y Media Maratón y en las cada vez mas crecientes carreras por montaña con la misma ilusión que cuando comenzamos.


VI TRAIL ALTO ALLER K15Speed Trail (crónica por Luis Miguel)

VIº Trail Alto Allery: K15 Speed Trail

Un año más me aventuraba a participar en el Trail Alto Aller. En esta ocasión lo haría en la K15; 15 km y +- 1900m. (A mí  me salen 2200m+-)
Con ello el 14 mayo madrugo para poder ver la salida de la K33 (2ª prueba Copa Asturias), nos representaría Miguel Ángel, donde volvería a batirse el cobre con los gallos del pelotón (11º general y 2º en su categoría). Carrera dura por el recorrido, pero en esta edición la velocidad que se impuso destrozó a gran parte de los favoritos. El que ganó lo hizo en 4h y 1 minuto, casi nada.

Nosotros, los de la K15, tomaríamos la salida a las 11:30 h, también del parque de Felechosa. Unos 200 participantes seríamos los encargados de poner color a las faldas de Peña Reonda.
Control de firmas, foto de rigor con Mon, Alejandro Soto, Miguel (el mió), que participaría en el minitrail 8-12 años (6º), y el que subscribe la crónica.
Como ya soy un poco conocedor del recorrido, me sitúo en la parte delantera del pelotón para poder salir un poco rápido, y así evitar el tapón que se forma en el inicio de la senda de Foyoso, la cual nos conducirá a coger el PR que sube hasta las Foces del Pino. Lo dicho salgo alegre hasta llegar a Molín Peón, donde cogemos la pista que sube a las Foces, voy muy alto pulsaciones, lo que me obligará a bajar el ritmo. Hasta llegar a las Foces la pista es bastante corrible, salvo algunos repechos.
Una vez atravesado el monumento natural, en “el puente el posaeiro”, giramos a la derecha, para seguir subiendo en dirección a Peña Reonda. A partir de aquí la senda se pone dura, no hay descanso, así que piano piano, hasta llegar al Mayau El Fundil”, para continuar de frente y campera arriba, para coger la canal que sube a pena Reonda por su parte izquierda, más bien por detrás, es decir por la vertiente Rioaller, hasta alcanzar el collado Peña Reonda (1700m).
En ediciones anteriores se cogía esta canal y tras subir sus primeros 50 metros, se giraba a la izquierda para tomar el sendero que en suave descenso(casi llano), te llevaba hasta el collado Palmian, Sin embargo este año te subían a plomo por toda la canal pegados a la parez de Pena reonda (unos 200m desnivel positivos pal llombu). “A mi cayeronme le pistoles al suelu”, “no contaba con ello”. Pero no hubo más remedio que recomponese y tirar p’arriba. (Sabi y David saben de qué hablo, pues en la primera edición se hizo esta subida, y nevando).
Este cambio fue debido a que suprimieron en el recorrido del K33 la subida desde el Mayau Fuentes, o Alba (después de bajar del picu el Oso), a la collada Vildoso, para así evitar bajar por el bosque el Tozu y no dañarlo. Con este cambio protegerían el bosque y seguirían manteniendo el desnivel acumulado de la carrera. (No sé si me explico o se me entiende).
Una vez en el collado pena Reonda cogemos un cresteo a la izquierda, seguimos subiendo, que tras superarlo bajamos a plomo hasta la majada Palmian (a partir de aquí como dice Mon, empezaría a recoger cadáveres).
En Palmian se encontraba el avituallamiento solido-liquido, Km 7. Reponemos fuerzas, y sin mucha demora, cogemos la crestería de Palmian, que desciende paralela al PR que viene de Caniecha-Vegará. Cresterío muy técnico, y en ciertos pasos peligroso. Terreno más propicio para los montañeros que para los corredores. Disfruto un montón, donde puedo seguir adelantando a corredores, que se muestran más inseguros en este tramo. Al final de la crestería y pequeño trepeo, para descender por una canaliza que está equipada con cuerda para la seguridad de los corredores. Tras ella descendemos de forma vertiginosa por un hayedo, más de 300m, donde también está equipado con cuerdas por seguridad. Yo como estaba sobre aviso, llevaba unos guantes de montaña bien gruesos para sujetarme y poder tirarme a tumba abierta.” Menudo silbar de cuerda”. No fui el único, pues Alejandro también llevaba su guante (1) de obra para “tirar de roldana”.
Una vez salimos del bosque nos incorporamos al camino que desciende del valle Caniecha. Ahora es todo para abajo en zigzagueo hasta “el Pedroso”, zona por la que desciende la K33, después de bajar la “canal la verde, la podre o la maea”, (zona donde suele despeñarse el ganado que pasta en la zona alta del pico Pandos).
Continuamos en descenso hasta las Foces del Pino, y ya solo quedan 4km a meta, regresando por la pista que baja a Molín Peón, para así coger la senda Foyoso que nos conducirá a Felechosa.
Esos 4 km se hacen durísimos, pues a pesar que son en descenso en gran parte, las piernas ya no van. Rematándolo el ultimo km de senda Foyoso que es un tobogán, que se torna endiablado.
Entrada triunfal en Felechosa donde me siento arropado por familia, amigos, vecinos y público. "Iba roto pero tuve que nuevamente posar”.

Ya solo quedaba disfrutar del tercer tiempo, con Miguel Ángel, Mon, amigos y compañeros de batallas. Ambiente muy prestoso y muy buena organización. “Así da gusto”.


TRAIL ALTO ALLER K33/K15

El domingo 14 de mayo de 2017 y con salida desde Felechosa ,tiene lugar en el Concejo de Aller una nueva edición de la carrera de montaña Trail Alto Aller K33/K15.

, Alejandro,  Ramón y Luis Miguel y Miguel, acudieron a Felechosa para participar en los Trails del Alto Aller 

Con una  posición  del 11 Absoluto y 2 Vet A, finalizaba la carrera de 33kms, Miguel Angel  aunque no aparezca  en la foto de grupo. 
Y estos son algunos de los datos.

Pasado el  desfiladero de las Foces de El Pino comienza un recorrido circular por la serranía de Fuentes de Invierno que nos lleva ,por unos bosques y sobre todo por unas crestas y pasos aéreos que en un día despejado como lo fue éste, te dejan con la boca abierta.

Hay dos opciones de inscripción la K33  con 33 km y 3300+ y la K15 Speed Trail con 15 km de longitud y 950+.En total fueron 500 los atletas que se reunieron en una mañana calurosa, y que ayudó a darle un punto mas de dureza.

Transcurre por alta montaña, y se realiza en semi-autosuficiencia con únicamente dos avituallamientos intermedios, pasando por Felechosa ,El Carrozal ,Desvío a Peña Redonda ,Alto Riopinos ,Pico del Oso ,Majada Alba ,Cuevas ,Collado Pandos ,Cabañas Palmián ,desfiladero Foces de El Pino,Felechosa.

El K33 TRAIL no es una prueba aconsejable para atletas con poca experiencia en carreras por montaña, ya que se trata de una prueba dura tanto física como técnicamente. El itinerario tiene grandes desniveles, elevados porcentajes y tramos muy técnicos que alcanzan cotas superiores a los 2.000 metros de altitud. La distancia es moderada pero el desnivel bestial.

Con el objetivo de poder incrementar y garantizar la seguridad de los corredores ,la organización obliga a portar diverso material que deberán llevar los participantes el día de la prueba.

Si empleamos la formula clásica utilizada por la FEDME para el calculo del índice de dureza obtenemos lo siguiente :
Formula:.........(Km x D+)/1000 = Coeficiente
K33 Alto Aller...(33 x 3300)/1000 =108,9

Es la segunda prueba de la Copa d’Asturies de Carreres por Montaña en línea-FEMPA y por dificultad queda clasificada  en segunda posición de las de la Copa ,solo superada por el maratón  "Resistencia Reino Astur"  .

El podio absoluto fue para IVAN CUESTA CUESTA( CLUB LIEBANA ),ANTONIO BLANCO( SCOTT SOLORUNNERS ) y SERGIO BESOY PRADOS(FEMPA )

EVA CRUZ MONTALBAN ( G.M. CABRALES ), ZULIMA CARRION FLORES ( HORIZONTE GIJON ) y LAURA ALIJA GARCIA ( LOS URRIELES )

Felicitar a los  campeones absolutos así como de las diferentes categorías en las dos distancias, y agradecer a los fotógrafos presentes en la prueba.
Saludos correnderos,
 !Esperamos crónicas de nuestros participantes!



La Puerto de Vega -Navia y Media Maratón de Vitoria Gasteiz.

CARRERA PUERTO DE VEGA NAVIA.
 Con más de trescientos corredores en línea de meta.
La  edición de la popular carrera entre las dos localidades costeras del occidente asturiano se celebro el pasado Domingo 14 de Mayo  con una distancia de 9 kms organizada por el Caonavia Atletismo .Se celebro esta 9º edición en memoria de Luis de Ramonin conocido y querido  atleta  recientemente fallecido.
Por parte del club participaba Inés que conseguía un tercer puesto en su categoría femenina.

Mientras tanto en Vitoria Diego volvía  a participar en una media Maratón, la media Maratón de Vitoria Gasteiz. 

Por otra parte el pasado Sabado 13 de Mayo se celebraba en Oviedo el campeonato de Asturias de Veteranos, donde Pablo participo en un control obteniendo su mejor tiempo en la distancia de 5000m . nos alegramos también de que sus esfuerzo y tesón en los entrenos se vea recompensado  con este crono personal mejorado, un buen estimulo para continuar…….

CARRERA BENÉFICA EL ESPARTAL.

 Carrera benéfica El Espartal. 14 de Mayo de 2017.

 Ya estamos toda la familia en Salinas para disfrutar de una mañana deportiva. Se disputa la carrera benéfica de El Espartal. Esta edición a favor de la fundación Movember, que centra sus esfuerzos en la investigación sobre el cáncer de próstata y testículos.
 Día espectacular. Un cielo más azul imposible, con una ligera brisa que mitiga lo justo el calor. 
 Quique correrá en la categoría de los más pequeños, menores de 8 años. Antes, bajamos a realizar una primera toma de contacto de la arena, acompañados de la pequeña Zoe.

 A las 11 30h ya nos apostamos en el paseo de la playa. 200 metros para estos mini campeones. Quique corre con mucha ilusión, como siempre. Más tarde, en la entrega de premios de los mayores, todos recibirán un obsequio.
 Yo ya empiezo a calentar mientras terminan las carreras de las categorías inferiores. Quedan 15 minutos para la prueba absoluta. Saludo a corredores conocidos. La temperatura va subiendo. Pero el viento no hace acto de presencia. Recuerdo el año pasado y el vendaval en contra que soportamos camino a la Peñona. Seguramente mejoraré ese tiempo,  dado que hoy no existirá ese freno.

 Se acerca la hora. He calentado bastante bien. Hilos de sudor ya se deslizan por mi mejilla. Me coloco en segunda fila de la parrilla de salida. Veo piernas poderosas y caras despreocupadas sonriendo. Parece que “la cosa” no va con ellos, pero todo cambiará cuando se oiga el disparo.
 Lo que ocurre a las 12 00h. 500 corredores salimos desde el paseo hacia la arena. Correremos unos 6,2 kms (algo menos marcará mi crono finalmente) Hoy quiero contemporizar en estos primeros metros. No repetiré la salida kamikaze del pasado año. Así, me infiltro en mitad de un grupo cabecero que ya toma distancia.
 Hay viento flojo en contra cuando nos dirigimos hacia San Juan. Me acomodo entre estos corredores y me resguardo. 
 Vamos a un buen ritmo, no demasiado rápido, por lo que enseguida los más veloces se empiezan a estirar. Se disgrega el grupo y yo les sigo , junto con José, un magnífico atleta veterano, que será mi referencia en esta carrera, como en tantas otras.
 Consigo engancharme a ese grupo de elite. Doblamos al llegar cerca del espigón y regresamos por donde hemos venido hacía la otra punta de la playa, hacía la Peñona. Nos cruzamos con el grueso de la carrera que llena la arena con los colores vivos de sus camisetas.
 Era de esperar, y no me sorprende: el grupo de élite me deja atrás. Van soltando”lastre” y asi me emparejo con un corredor con camiseta naranja. José me sigue de cerca. Voy bien, su ritmo siempre es muy constante, lo tengo pegado, sé que voy en buena línea.
 Lo peor viene ahora. Aguantar este 3 40/min. Mi “pareja” no da tregua. Es bueno. Yo cedo. Bajo un poco, pero lo suficiente para que se me escape. Mi veterano colega se pone entonces a mi altura enseñándome ese ritmo machacón.
 Ecuador de carrera. 2,8 kms. Aguanto a 3 45/km. Tengo el viento a favor. Es muy leve, pero siempre ayuda. Hemos pasado ya El Naútico. Tenemos cerca La Peñona. Se acaba la playa y hay que volver. Antes cruzamos por el medio de un improvisado campo de futbol donde juegan una pachanga los clásicos paisanos domingueros. La arena está muy movida. O te desvías unos metros o sufres este firme blando y pesado. Cruzo por el medio.

 José y yo intercambiamos posiciones. Ya tenemos viento en contra, estamos de regreso al Espartal. Veo a dos corredores, a mi alcance, uno de ellos el que me dejó atrás a mitad de carrera. Están a unos 100 metros. Mejor será que mire por el retrovisor en vez de a lo que me precede. Voy justito. He guardado un poco en la recta larga para este final, pero tampoco es para tirar cohetes.
 Doy pequeños tirones, fiel a mi estilo, pruebo a mi pareja. Siempre responde. Esperaré a los últimos 100 metros para pegar un último arreón y distanciarme lo justo para entrar antes en meta.  Los 2 corredores los sigo viendo delante, he recortado un poco la distancia, pero se me antoja imposible a estas alturas.
 Restan 200 metros. José y yo somos casi siameses. Ahora. Alargo la zancada y cambio. Parece que sí, que le saco unos metrinos.
 ¡Es duro esti paisanu, coño! Pocas veces le he ganado. Pero parece que esta vez podré con él. Veo el arco de meta, ya  estoy arriba, en el paseo. Recta final…¡y  José me ataca por la derecha y me supera!!. Aprieto los dientes. Me queda chispa y algún metro. ¡¡Puedo!!! Recupero y le supero justo en la línea de meta. Tiempo final: 21’ 56”. Estoy fun-di-do. Felicito a Jose y de paso le riño cariñosamente. ¡Cómo me haces sufrir de esa manera!!
  Puesto 9º en la gral y 6º en Veterano A. No me he dejado nada en la reserva. Estoy satisfecho.
 Un abrazo y hasta la próxima!

Fotos cortesía de Carreras Asturias, MV Foto, Maribel GDC

III Trail X Debra.

III Trail X Debra

Después de un año de parón, volvía el pasado 6 de mayo a desarrollarse la IIIª edición Trail  x DEBRA – Puebla de Lillo”. Carrera de montaña con fines benéficos para la Asociación Piel de Mariposa.
Fotos cedidas por K2 Aventura

La carrera respetó las tres modalidades; Trail 21 km teniendo que subir al pico Susarón, Speed Trail de 12 km por el monte “La cervantina”, y el Trail Peque-mariposas 9 km por el Monte Pelorno. Más de 400 participantes en total tomaron la salida.





Fotos cedidas por K2 Aventura
Como ya es de costumbre Miguel y yo formamos e quipo –“los venaos de las Ordaliegas”, para afrontar  Trail Peque Mariposas, para niños entre cinco y 11 años, los cuales deben ir acompañados de un adulto que presumiblemente sea responsable.
Este año Miguel se había propuesto alzarse con el primer puesto, y para ello como un buen experto montañero, ya me había obligado a ir a entrenar el recorrido en dos ocasiones.
Miguel ya toma posiciones en la salida, y sale controlando, y en apenas 100 metros ya nos ponemos en cabeza, y desde aquí hasta la entrada en meta así sucedería. Durante los primeros 3 kilómetros nos vienen apretando dos nenos, lo que  obliga a Miguel ir gestionando la distancia y poco a poco aumentarla, imponiendo un ritmo constante, tranquilo, pero sin tirones. El pequeño fenómeno disfrutó como un grande, pues  en esta ocasión las cosas le salieron según había soñado.

El recorrido estaba precioso, plena primavera, y tras una noche  fría, donde la nieve también hizo acto de presencia, hizo que el trazado estuviera de lo más entretenido. Los recorridos recorren las faldas y dominios del Susarón, siendo impresionante los hayedos que atraviesa. Monte la Cervatina y Monte Pelorno.

Tres ingredientes que hacen la carrera espectacular y especial; el majestuoso entorno por el que discurre, el carácter solidario y el ambiente familiar-festivo, bajo la batuta de una gran organización.




Enhorabuena y mi reconocimiento, aunque no pueda ser  objetivo, al gran pequeño Miguel, miembro de la familia de AD Xente Correndera.


Un buen comienzo de esta nueva temporada para Miguel, nos alegramos y esperamos que siga disfrutando y aprendiendo con la practica de  esta modalidad  deportiva  en la naturaleza.
!!Felicidades !!

III MEDIA MARATÓN DE GIJÓN


El  Sábado 29 Abril se celebro en Gijón la tercera edición de su Media Maratón con una participación superior a los 2500 corredores.

Entre ellos se  encontraba  Victor que entro en la meta en un tiempo de 1:28,01.

III TRAIL DEL SUEVE

El día 30 de abril de 2017 con salida a las 9:30 horas tuvo lugar el III TRAIL DEL SUEVE " La Pisada del Diantre ". 
Este año se trasladaba su inicio desde Lastres hasta Colunga con motivo de la marea alta, y se quitaba por tanto uno de los tramos mas característicos y guapos, pero también el mas temido ( el pedreru por la costa ).

El recorrido es de 32 kilómetros y 1600+ aunque como siempre estos datos son dispares de unos corredores a otros.
Desde Colunga bajamos hasta la Playa de La Griega ,continuamos por una revirada senda costera varios kilómetros,pasamos a la Playa de la Isla, Playa de la Espasa y a partir de aquí abandonamos el mar y nos vamos a la montaña.

Después de unos tramos intermedios de pista ancha y algo de asfalto nos adentramos en el Hayedo de la Biescona y la majada del Bustacu donde comienza la parte mas dura con una subida de 500+ en 2 km.Coronado el Picu Pienzu descendemos en 5 km y medio 
casi 1100 metros que nos ponen a las puertas del pueblo de Carrandi.
Y cuando parece que ya solo queda lo mas fácil, un continuo sube y baja por terreno irregular y con barro hace que el 
ritmo decaiga mucho y nos puede caer una minutada en estos 4 km.-

Miguel Ángel finalizaba la misma en una posición 8 absoluto y 2 vet A


Esta prueba inaugura la Copa d´Asturies de carreres por montaña que este año esta formada por 5 pruebas.

Mar y montaña en una misma carrera.- Saludos correnderos

Continuamos la entrada con la Crónica que como de costumbre nos envía Félix.


30 de Abril de 2017. III Trail Pisada del Diantre.





 Miguel Ángel, Ernesto y yo, madrugadores como nadie, ya estamos en la Plaza del Monumento de Colunga. Lugar elegido este año para iniciar y cerrar la primera prueba de la Copa de Asturias de carreras por Montaña, quizás la más liviana de las 5 de las que se compone. La Federación quiere emociones fuertes para los que completen las 4 requeridas para puntuar. 
 Esta edición promete 32 kms (finalmente serán algo menos) y unos 3500 mtrs d.a. Con un pequeño cambio de recorrido: se suprimirá una zona de pedrero desde la playa de La isla a la Espasa debido a las condiciones climatológicas. Todo por la seguridad del corredor. Un punto más a favor de esta carrera.
 Esas condiciones climatológicas antes mencionadas de componen de fuerte viento y lluvia, aunque no hace un frío excesivo.
 Tras recoger el dorsal, charlamos con varios colegas corredores en un bar cercano. Miguel y yo correremos la distancia larga 32 km. y Ernesto la corta “El diantrín” 15km, que transcurrirán íntegramente a la vera del cantábrico. Casi sin desnivel, un buen recorrido para no iniciados en el trail.
 La salida se hará en dos tiempos. Primero la 32k y media hora más tarde la 15k.
 A medida que se acerca la hora la lluvia arrecia. La niebla no deja ver casi nada ya de nuestro objetivo: El Picu Pienzu, cima de la carrera de hoy, con 1160 mtrs. de altitud. El Monte más alto de Europa en relación con su cercanía al mar.
 Miguel y yo, tras un breve calentamiento, ya estamos rodeados, como dos islas de epidermis entre un mar multicolor de chubasqueros. Llevamos tan solo la azulona sin mangas del equipo, sin ningún apero más. Me da que no tardará en escampar.
 9:30h. Salida puntual. Nos dirigimos en primer lugar a nuestro particular tour de playas asturianas. Primero La Griega. Seguimos. Senda llana casi en su totalidad, salpicada de algún ínfimo escalón, que se solventa sin mayor problema.
 En uno de los puentes, un colega del “nava trail” resbala al paso de un puente de madera y cae aparatosamente justo delante de mi, afortunadamente sin consecuencias. Sigo tras asegurarme que se encuentra bien. Pequeño rasguño en su rodilla izquierda tan sólo.

 Voy tranquilo, admirando el paisaje. La lluvia no cesa y en las partes más expuestas, el viento nos azota con fiereza. Me lo tomo con calma en esta parte de la carrera. Es muy corredera pero aún hay mucho camino. Mucho curveo, zonas estrechas. Divertido.
 Me rebasan varios corredores pero me mantengo en mi ritmo conservador. Arribamos a la segunda playa: La Isla. Ya se acerca el final de esta parte del recorrido. Hemos pasado ya el primer avituallamiento en el que no he parado. Todavía no he roto a sudar. Salimos a la carretera. Es un tramo corto antes de llegar a la tercera playa.
 La Espasa. Cruzamos la desembocadura del río que le da nombre. Pies mojados. Cabeza fría. 
 Llegó al segundo avituallamiento. Aquí, parada obligada. Estudiando el recorrido previamente vi que hay bastante distancia con el próximo punto para beber. 
 Estamos en el km 9.
 Se acaba la playa y empieza la montaña. En este punto la tormenta se ha cansado. No ha podido con nosotros y se aleja derrotada. Todavía sopla alguna racha de viento que quiere ponernos las cosas algo más difíciles cuando alternamos subidas de tierra y asfalto, antes de adentrarnos en el hayedo de la Biescona. Aquí, mi compañero del Nava trail, bravo como nadie, me vuelve a dar alcance y pone tierra de por medio. ¡Tiene casta el tío! y buenas piernas, ¡vive Dios!


 El Diantre espera agazapado para hacer de las suyas. Intentaremos esquivarlo y escapar de sus astutos ardides entre grandes rocas arropados con su manto de verde musgo, troncos caídos como gigantes dormidos y enormes árboles que se yerguen sobre nosotros mirándonos con displicencia. "Pobres criaturas corredoras, pequeños seres  escurridizos que osan interrumpir la paz del gigante de roca"
 Impresionante paisaje. Bosque de cuento. Pienso en este entorno bucólico mientras le doy al pulsador de mi cámara una y otra vez. Esta es sin duda una de las zonas más bellas del recorrido.
 Algún amíguete me anima. Aún veo al “Nava trail” correr a unos minutos ya de mi. Pero nada más. Estoy corriendo bastante solo.
 Dejamos el hayedo y seguimos subiendo. El paisaje se vuelve más diáfano. El ascenso está siendo cómodo. El crono marca el km 16. No está nada mal. Voy bastante bien de fuerzas. Pero quiero mantener este ritmo cómodo. La última parte de la subida requerirá un buen esfuerzo.
 Avituallamiento del Bustacu. Bebo y como con calma. Aquí empiezo a ver a más corredores. Salimos para atacar los últimos metros del ascenso a este Pienzu.
 ¡Salta la sorpresa! ¡Sale el sol! Un sol de esos que pega justo después de llover, que crea una atmósfera húmeda y pegajosa. Menos mal que el viento, se alía ahora con nosotros para refrescarnos el cuerpo.
 Gran alivio para mi este cambio en el tiempo: las tomas de mi próximo video serán mucho mas vistosas.
 Pego las manos a las rodillas y no las separo hasta ver la Cruz en la cima del Pico. Miro hacia arriba. Una hilera de hombres van a derecha e izquierda como mecanizados. Poco queda para coronar. Tramo trabajoso.
 Paso al lado de la famosa cruz. Km 19. Sopla casi un vendaval. Magnífico panorama se yergue ante mis ojos. Atrás queda la playa, allí abajo. Se divisa perfectamente el litoral y los picos de Europa al otro lado.
La bajada es realmente exigente. Muy pendiente. Hay que retener muchísimo. Los cuadriceps se quejan sin cesar. "No puedo parar, tendréis que aguantar, chicos”
 Continuo por prados salpicados de grandes piedras. Hay que saltar y esquivar obstáculos continuamente. Se hace agotador.
 Estoy solo otra vez. No veo a ninguno de los corredores con los que llegué a la cima del pico. Debo de estar bajando muy lentamente.
 Poco a poco el descenso va aflojando en dureza. Va apareciendo el barro. De pronto veo algo rojo a lo lejos. Sí, es un corredor. ¡Qué alegría! 7 kms de soledad que comento con él.
 Ahora en el km 26. Subimos un pequeño repecho, con algún tramo de hormigón, que da paso al último avituallamiento y control de paso, en Carrandi.
 Allí dejo a este chico, para volver a afrontar sin compañía los kilómetros finales. Lo único que no me deja es el barro. Cada vez abunda más. Enormes charcos. Pasos en los que las piernas se hunden por encima del tobillo.
 El cansancio va apareciendo, pero ya está hecho. Casi. Km 28. El terreno no es llano. Hay mínimas subidas. Rompepiernas. Paciencia.
 Km 29 y ya estamos llegando al pueblo. ¿Ya? no van a salir los 32 reflejados en el track. Bueno, no le haremos ascos a esta sorpresa.
 Enfilo una cuesta. Voy muy contento. Llego fuerte. Miro el crono y miro el arco de meta. Tiempo: 3h 19’ 34”. Puesto 42º. Senior 20º. Buena carrera. Voy cogiendo confianza.
 Impecable organización. Exquisita señalización. Gran trato al corredor. Enhorabuena. Avituallamiento final muy generoso.
 Un abrazo y hasta la próxima!
Fotos cortesía de MariaW. Carreras Asturias, José Manuel Valle y Ernesto Alvarez


MEDIA MARATÓN DE IBIZA


Más de 1500 corredores participaron el Domingo 30 de Abril en la Media Maratón de Ibiza,
entre ellos se encontraba nuestro compañero Pedro
.
aquí le vemos tras alcanzar la meta."Felicidades."


IV CARRERA POPULAR DEL FRIXUELO (AGONES)

 22 Abril 2017
IV CARRERA POPULAR DEL FRIXUELO (AGONES)
 Con una distancia de 8 kms


Participante, Víctor  en el puesto 44 de los 278 que finalizaron la misma.





TRAIL DE PORTUDERA

 TRAIL DE PORTUDERA
 22 de Abril 2017

otra exigente prueba deportiva en la que contamos con la participación de David
  en la carrera de    26km con 2300 desnivel positivo

I TRAIL DE SANTA CRUZ DE MIERES.



Nuevamente buen resultado para Miguel Ángel , 2º vete A y 4º absoluto en esta primera edición de la carrera de montaña celebrada en Mieres aunque no tengamos la foto del podiun le vemos durante la carrera.


Os dejo con la crónica de Félix que también representaba al club en la misma..........



22/4/2017 I Trail de Santa Cruz de Mieres.

Gotas de sudor de buen grosor recorren mi frente como en una extraña carrera. Hoy estamos a 27ºC nada menos. Buen día de playa, mal día para correr. Pero hoy estamos en un pueblecito cercano a Mieres, Santa Cruz, para lo segundo,  disputaremos la primera edición de este trail de distancia corta: 16km y  2400 m. d.a.
 Miguel y yo llegamos algo antes de las 15h. Tempraneros como siempre. La salida se dará a las 16 30h. Quedamos con un amigo de Miguel, que se estrena en esto de las carreras, y tomamos algo en el bar del polideportivo. Justo enfrente de la línea de salida.
 En esta plaza, donde ya calentamos, el sol todavía nos aumenta más la temperatura.  Grabo a algunos corredores trotando con los ojos entrecerrados soportando los rayos implacables del astro rey. De vez en cuando una levísima brisa nos roza la piel como queriendo animarnos, dándonos cierta esperanza de que en cotas más altas el ambiente puede que sea más agradable.
 Es el momento. 114 corredores nos vamos acercando entre los ánimos del speaker, casi con cierta pesadumbre, al arco de salida. El calor aplana el coraje. La hora elegida para la salida no ayuda. Recordemos 16 30h.
Cuenta atrás y arrancamos. Corremos unos metros por la carretera y cruzamos el puente sobre el río Aller. Salgo bastante lanzado. Quizás para sentir más fuerte la brisa en la cara. Sólo tengo delante a 4 corredores. Tras el paso del puente nos damos de bruces con las primeras rampas. Duras, aunque hay fuerzas para subirlas corriendo. Aquí noto que he salido con las pulsaciones tan altas como la temperatura. Tengo que relajarme.
 Me pasan varios hombres. Normal. Tengo que buscar mi sitio. Nos adentramos ya en senderos estrechos , en ocasiones cobijados bajo arboleda, no demasiada. El calor se concentra en estos primeros tramos. Es sofocante. Me rebasa algún corredor más, pero ya noto que mi respiración vuelve a la normalidad competitiva. Me encuentro  mejor. Alterno el trote con la caminata, ya que la pendiente es muy irregular. 
 Cojo como referencia a un chico de camiseta roja que marca un buen ritmo. Lo marco a una distancia de pocos segundos. No lo pierdo de vista. Intento que no se me vaya. Lleva un paso potente, no es fácil.
 Así llegamos al km 4,2, Cuitu Ramón, y con ello el punto donde avistamos a “La Santa”. Sé que quedan pocos metros para terminar el primer ascenso. No llevo agua. También sé que el avituallamiento dista 2 km más. De momento no me agobia la sed.
Cruzamos el Collau de les cruces.650 mtrs de altitud, y giramos a la izquierda para bajar por una pista rapidísima. Me acuerdo en ese momento cuando, Miguel y yo vinimos a reconocer el recorrido. El GPS se volvió loco y nos marcó un “fuera de ruta”, lo que nos hizo despistarnos y realizar al revés esta parte del recorrido. Es decir ahora bajo a unos 3 45/km por donde subí ese día. Me emparejo con “mi referencia” e intercambiamos impresiones. Bebemos, sólo nos ofrecen agua. Echo de menos isotónico. 
Tras este trago y la alegre bajadina me encuentro muy bien. Ahora acometemos un tramo correndero que nos llevará a la última y más dura subida. En el pueblo de Boo.
 El chico de rojo aprieta y se me aleja más de lo que quisiera. No quiero forzar, guardo fuerzas para esas cercanas y duras rampas.
 El compañero que no se me despega es el calor. Los rayos del sol golpean sin cesar sobre mi despejada coronilla. Sudo mucho… mucho.
 En este intervalo se me ha unido un Cerezal gran corredor veterano. Charlamos e iniciamos la subida desde El Picu.
  Primeras rampas hormigonadas. Son duras. La subida serán unos 2 kms. La llevo como puedo. Intento no cebarme. Quiero ir con un andar regular. El cerezal me sigue.

 Punto más alto del recorrido 800 mtrs, Ahora de vuelta al Collau de las cruces por más pistas. Voy dejando atrás a mi pareja de carrera. Pero al mismo tiempo me rebasa otro corredor moviendo ágilmente sus bastones.¡Vamos!. Km 10. Le sigo. Ya enfilamos el descenso. Espero con ansia otro trago de agua. Llega tras una pequeña cuesta. 
 Un amable señor nos muestra el esperado isotónico y el liquido elemento. 2 vasos de cada caen por mi garganta en un suspiro y me rocío la espalda con otro de agua. Listo.
 Ya estamos volviendo a recorrer en sentido inverso lo hecho en la primera parte de la carrera. En este punto ya había alcanzado de nuevo a mi referencia de mallot encarnado. Se vuelve a marchar e imprime un fuerte ritmo. Lo volveré a ver cuando le felicite en línea de meta. 
 Así que dedico mi atención al chico de los bastones, pero también  me pone tierra de por medio. Le sigo con la mirada en fugaces intervalos, lo que me deja el zigzagueo de esta última parte de descenso. Lo veo y se oculta constantemente, hasta que le dejo de ver a falta de 2 kms. Ahora lo único que quiero ver es una cerveza fría, helada,¡ como salida del maldito polo norte! La quiero, es lo que más quiero.
 También pienso en mi familia. Vero y los niños me estarán esperando, también su prima y su marido. Tras la carrera comeremos todos en la espicha organizada para la ocasión.

 Estarán en meta o en algún tramo del puente, me pregunto. Bueno, ya falta muy poco para saberlo. Veo correr el agua bajo mis pies. Subo hasta la carretera y allí están. Me animan y me aplauden con fervor filiar. Da gusto. Corro hacia la meta. Giro a la derecha y entro en meta en 1h 44’ 40”.
 Casi he terminado mejor que empecé. Contento. Buena carrera. Puesto en la gral. 17º y 8º en senior.

 Ahora a degustar la generosa espicha.
Un abrazo y hasta la próxima!